Cat-1

Cat-1

Cat-2

Cat-2

Cat-3

Cat-4

Últimas entradas



Me levanté temprano, tomé un café cargado en la cafetería del hotel y me dirigí ansioso hacia la estación. Desfilé ante la taquilla junto a una legión de inmigrantes abigarrados de equipaje, saqué un billete y subí a un autobús con destino al desierto. 

Una vez en marcha, desde la ventanilla fui viendo despertar la ciudad, cómo se desperezaba el tráfico y los ámbares de la capital quedaban atrás. La piel agreste de aquella costilla española comenzó a rodear el trayecto, salpicado de caravanas de viajeros, caseríos blancos y empalizadas de plásticos. Por momentos costaba distinguir el mar del tapiz plateado de las plantaciones. Poco a poco el bus tomó altura, dejó la costa a la espalda y se internó entre sierras calvas y palmitos. El desierto se anunciaba en cada curva y el corazón me palpitaba emocionado.

Entonces, inmerso en el paisaje de mis sueños, tomé cuenta y dudé si aquel podría ser el principio o el final de algo, como anticipando una dulce decepción. Enfrentado a la fantasía no habría ya otra forma de vivir la realidad. Aquel viaje a La Meca ocuparía bien cierto un lugar en el fondo de la memoria, pero también podría resultar el soplo que despejase todas las trampas en el solitario. Volver a levantar la vista y ser fiel a uno mismo serían enseñanzas propias del Bautista y las arenas de Yucca City mis aguas del Jordán. La afirmación de los tallos de las pitas sucediéndose en las cunetas pareció darme la razón.





Mi estancia en Yucca City no resultó tan esclarecedora como intuía. Empolvé mis botas sobre sus calles vacías, sentí crujir a mis pasos la madera de la que están hechos los sueños y palpé los vestigios del trampantojo en descoloridos pasquines. Todo fue en vano. La magia se disipó como la polvareda tras la marcha del autobús.

Mientras liaba un cigarrillo recostado sobre el patíbulo, contemplando los vaivenes de su soga raída al compás del Poniente, caí en la cuenta de que hay sueños tan maravillosos que no merecen ser cumplidos.


Canciones

Vídeos

Filmoteca

Cat-5

Cat-5