Cat-1

Cat-1

Cat-2

Cat-2

Cat-3

Cat-4

Últimas entradas


Hay algo más allá de las pintorescas estampas que el western nos brindó de los aborígenes norteamericanos. Guerreros tenaces en la batalla, orgullosos, incólumes y sufridos en la derrota; su filosofía de profundo respeto por la naturaleza es un clásico de la conciencia medioambiental a través de la Historia. Esa cosmografía indígena, articulada además en torno al respeto a sus ancestrales tradiciones y su dignidad de hombres libres, se evidencia en sus proclamas, comentarios y proverbios, con el valor añadido de la lucidez crítica de quien afronta su destino.

En momentos en que el poder y el dinero medran para sojuzgar la libertad y el futuro de los ciudadanos, tal vez venga bien tener presente algunas de las frases que nos legaron los míticos Jefes Indios de Norteamérica, enfrentados al reto de la supervivencia mientras su mundo desaparece irremisiblemente. Rezuman sinceridad, autenticidad, amor por la vida y redaños para encarar la adversidad. 

Detrás de este discurso vital, sus palabras pueden ayudar a tomar conciencia y no olvidarnos de quienes somos, a mantenernos vigilantes y retomar el camino de la dignidad, frente a la invitación a claudicar formulada por la codicia de poderes oscuros. En verdad conmueve la entereza de aquellos líderes. Llama la atención que ninguno fue sorprendido jamás en corruptelas o fraudes, ni aceptó con indiferencia la ruina de su pueblo. 


"Nuestro pueblo se derrite como la nieve en las laderas de las colinas al calor del sol, mientras que los miembros de vuestro pueblo brotan de la tierra como los tallos de hierba en primavera."

"No queremos riqueza. Queremos educar a nuestros hijos correctamente. La riqueza no nos hará bien. No podemos llevarla al otro mundo. No queremos riqueza. Queremos paz... y amor."

Mahpiua Luta, 'Red Cloud' ('Nube Roja'), Jefe sioux Dakota (1822-1909).

"El hombre blanco sabe cómo hacer todo, pero no sabe cómo distribuirlo."


"Si el gran Espíritu hubiera deseado que yo fuera un hombre blanco me habría hecho blanco... ¿Es un agravio amar a mi pueblo?, ¿soy malvado porque mi piel es roja?... ¿porque soy un sioux?. Dios me hizo un indio."


"El Gran Espíritu nos dio esta tierra y aquí estamos en casa. No quiero que roben a mi pueblo... quiero que todos sepan que estoy en contra de cualquier venta de nuestra tierra."

Tatanka Yotanka, 'Sitting Bull' ('Toro Sentado'), Jefe Sioux Hunkpapa (1837-1890).
 

"Sólo había una condición para poder alcanzar la paz. Ambos líderes, blanco y piel roja, debían ostentar la misma posición. Pero los blancos no estaban dispuestos a ceder..."
Pontiac, Jefe Ottawa (1720-1769)
.

"Continuad contaminando y corrompiendo vuestro lecho y cualquier noche moriréis ahogados en vuestra propia suciedad. Eso sí..., caminaréis hacia la extinción rodeados de gloria y espoleados por la creencia en un Dios que os da poder sobre la Tierra y sobre los demás hombres. Cuando todos los búfalos se hayan ido, los caballos salvajes hayan sido domados, el rincón más secreto del bosque invadido por el ruido de la multitud y la visión de las colinas esté manchada por los alambres parlantes, cuando desaparezca la espesura y el águila se extinga, habrá que decir adiós al caballo veloz y a la caza."
Jefe Seattle, Jefe de los Suquamish (¿1.786? -1.866). 

"No creo que la medida de una civilización sea cómo de altos son sus edificios de cemento sino cómo de bien ha aprendido su gente a relacionarse con su entorno y sus semejantes."
'Sun Bear', Jefe Chippewa.
 
 
"En ausencia de lo sagrado, nada es sagrado. Todo es para la venta."

"Puedo decir ahora mismo que no hay secretos, no hay misterios, solo hay sentido común."

Oren Lyons, Onondaga.
 

"Dejar las escopetas y las espadas, la causa de toda nuestra envidia, o podeis morir de la misma manera." 

"No haces preguntas mientras creces. Observas, ves, escuchas, esperas y la respuesta llega por si misma."
 
Wahunsonacock.

"Uno no vende la tierra sobra la cual la gente camina."

"¡Ho-ka hey! ¡Es un buen día para pelear! ¡Es un buen día para morir! ¡Corazones fuertes, corazones valientes, al frente! Corazones débiles y cobardes, a la retaguardia."

'Crazy Horse' ('Caballo Loco'), Oglala Lakota (1849-1877).

"No existe otro clima o suelo como el de Arizona. Es mi tierra, mi casa, la tierra de mi padre, a la que ahora no me dejan volver. Quiero terminar allí mis días, y ser enterrado entre aquellas montañas."
Gerónimo, Apache Chiricahua (1829-1909).

"Ninguna tribu puede vender la tierra. ¿No lo hizo todo el Gran Espíritu para el uso de sus hijos?. La única salida es que los piel rojas se unan para tener un derecho común e igual en la tierra, como siempre ha sido, porque no se dividió nunca."
Tecumseh, Jefe Shawne (1768-1813).
 

"No queremos escuelas... nos enseñarán a tener iglesias. No queremos iglesias... nos enseñarán a reñir sobre Dios. No queremos aprender eso. Podemos reñir con los hombres a veces sobre las cosas de esta tierra. Pero nunca reñimos sobre Dios. No queremos aprender eso."

"El hombre blanco no tiene ningún derecho de venir sencillamente aquí y quitarnos nuestras tierras. Este territorio ha pertenecido siempre a nuestra tribu... Nosotros estamos contentos y felices con que se nos deje en paz. La reserva Lapwai es demasiado pequeña para nuestra mucha gente y todo su ganado."


"Déjenme ser un hombre libre. Libre para viajar o quedarme, para trabajar, para comerciar donde escoja, libre para elegir a mis propios maestros, para seguir la religión de mis padres, libre para pensar, hablar y actuar por mí mismo."


"La tierra es la madre de todas las personas, y todas las personas deben tener derechos iguales en ella."

Hinmah Too Yahlahket ('Jefe Joseph'), Jefe Nez percé (1840-1904). 

"Debemos proteger los bosques para nuestros hijos, nietos y los que aún han de nacer. Debemos proteger los bosques para aquellos que no pueden hablar por sí mismos, como los pájaros, animales, peces y árboles."
Qwatsinas, de la nación Nuxalk.
 
"Nuestros antepasados eran maestros en el arte de controlar la naturaleza, simplemente porque sólo tomaban lo que necesitaban y nada más que eso. Ahora, en el mundo en que vivimos, todos toman todo lo que pueden agarrar y, espero estar equivocado, nos dirigimos hacia una situación desastrosa."
Norton Rickard, Tuscarora.


"Mis palabras van unidas a las grandes montañas, a las grandes rocas, a los grandes árboles, unidas a mi cuerpo y a mi corazón. Todos me ayudáis con fuerza sobrenatural, y tu, dia, y tu, noche ¡Todos me habéis unido a este mundo!." 
Oración Yokuts.

"Cuantas más cosas sepas, más grande será tu confianza y más pequeño tu miedo."
Oración Medewiwin.
 

"Hay cosas que atraen la mirada, pero persigue sólo aquellas que te roben el corazón."

"La tierra te oye. El cielo y la montaña te ven. Si lo crees, llegarás a viejo."

"Reconoce que las cosas de la naturaleza son como las personas. Habla con los tornados. Habla con el trueno. Son tus amigos, te protegerán."

Anónimos.

"Una nación no es conquistada hasta que los corazones de sus mujeres están en el suelo. Entonces está acabada, no importa cuan bravos son sus guerreros ni como de fuertes son sus armas."
Proverbio Cheyenne.
 

"El sapo no bebe toda el agua de la laguna en la que vive."
Proverbio Sioux
Teton.


Canciones

Vídeos

Filmoteca

Cat-5

Cat-5

Cat-6

Cat-6