cat-1

Cat-2

Cat-3

cat-4

febrero 2012


Si vas de viaje o te encuentras en Texas, o tal vez alguna vez imaginaste tomarte unas rondas con el ranger Walker en cualquier honky-tonk de carretera, mientras una linda muchacha evoluciona sugestiva sobre la barra, quizás te interese estar al día de que demonios toman por allí, no vaya a ser que se te ocurra pedir a voz en grito una zarzaparrilla...
 
FABRICANDO SUEÑOS ESPUMOSOS
En comparación con otros estados con mayor implantación cervecera, como Colorado,  Texas no es particularmente famosa por sus cervecerías, lo que no significa que no se pueda disfrutar de unas deliciosas birras elaboradas con mimo al margen de las marcas más comerciales a nivel nacional de los Estados Unidos. Texas es el hogar de muchas cervecerías artesanales de excelente producción en cuanto a calidad, sabor y cuidada comercialización. Estas son las principales:

1. La 512 Brewing Company, de Austin, es una cervecería que se caracteriza por la utilización de ingredientes orgánicos y locales en su elaboración, una verdadera pinta de Texas. De acuerdo con su página web, sus cervezas son ricas en minerales procedentes del agua de Austin, que dan a esta cerveza su sabor único. Sólo se puede encontrar a la 512 en los bares, !qué mejor sitio!.

2. La Rahr & Sons Brewing Company, de Fort Worth, fundada en 2004 pero que ya ha ganado más de una docena de premios nacionales por sus birras. Rahr ofrece visitas guiadas por su fábrica donde los visitantes pueden degustar su gran variedad de cervezas, eso si, si tienen 21 años o más.

3. Real Ale Brewing Company, de Blanco, Texas. Desde su fundación en 1996 hasta el año 2005, los cerveceros Real Ale han elaborado sus cervezas en un pequeño edificio de 2.500 metros cuadrados, de acuerdo a su sitio web. Real Ale se ha expandido desde entonces, pero no ha perdido su compromiso de hacer excelentes cervezas artesanales. Su modelo más popular es la rubia Fireman 4.

4. La San Arnold Brewing Company, de Houston, ostenta el título de la cervecería tradicional más antigua e impresionante de Texas. No en balde, San Arnold es el patrón de los cerveceros... Cuenta con diez cervezas para todos los gustos. Acepta visitas a sus instalaciones e incluso alquila su sala de estilo abadía para fiestas.

5. Southern Star Brewing Company, de Conroe, Texas. Para una verdadera experiencia de la cerveza de Texas, no se puede dejar de probar la Bomba Rubia, la cerveza de la firma con un suave sabor ...a pan. La cervecería de Conroe ofrece igualmente visitas guiadas gratuitas y catas.

Tantos fabricantes, y una legión más que no se citan, dan producto a un sinfín de apreciables pintas de toda variedad, sabores y hasta temporada. Hoy nos centraremos en dar a conocer las mejores rubias de los dos últimos fabricantes mencionados; sin lugar a dudas las dos marcas más representativas del particular universo cervecero tejano: La San Arnold Ale y La ''Bomba Rubia'.

UNA PRIMOROSA 'BOMBA RUBIA'
Blonde Bombshell de Southern Star es una rubia americana del estilo Ale, cuya producción se inició en Octubre de 2008. Las fuentes aseguran que es todo un clásico de la cerveza en lata, la bebida ideal para una escapada a la playa, el río o la montaña. y en casi todo lugar donde el vidrio no sea bienvenido. Dicho esto, es descrita como una agradable cerveza cremosa rubia de media graduación alcohólica (5,25%) que liga muy bien con aperitivos salados y barbacoas.

Su fermentación a una baja temperatura proporciona un acabado limpio. La malta de las variedades Rahr Especial Pálido y Wyermann de Viena, junto a los lúpulos Saphir y Sterling, de tradición alemana, y su levadura tipo California, le otorgan cuerpo y aromas a levadura de pan, combinándose para hacer una cerveza que es mucho más que la suma de sus partes.

Unas notas técnicas:
Apariencia casi rubia en color, de un precioso tono ámbar dorado. Aroma de malta dulce, a pan y bizcocho con algunas sugerencias a cítricos y a lúpulo terroso. Sabor a la misma malta completo, con gustos a pan, bizcocho o caramelo. Incluso parece tener un ligero sabor dulce. Hay un toque de cítricos y amargor suave en el final para mantener el equilibrio. Sensación en boca excelente, se acopla con su suavidad, es de cuerpo medio, casi cremosa  y de gas va suave. Termina limpia, con un ligero amargor.

Bombshell es una rubia suave y agradable, la compañera perfecta para un caluroso día de verano en TexasMás información, aquí: http://www.southernstarbrewing.com/


48 coches robados...
93 coches destruídos...
45 minutos de persecución sin tregua...

Damas y caballeros..., este blog se complace en recomendarles la más grande, histórica, épica, alocada, desquiciada y prolongada persecución automovilística que jamás se haya filmado en la historia del cine... sin animación por ordenador ni efectos digitales:

GONE IN 60 SECONDS

La mayoría de la gente cuando piensa en "60 Segundos" enseguida le viene a la cabeza la pelicula de acción que protagonizó Nicolas Cage en el 2000. Sin embargo, solo se trata de un remake menor, a años luz de la obra original, una joya del cine independiente que merece ser destacada. Como bien dicen en "Death Proof" de Tarantino, esta es "La buena, no esa mierda de Angelina Jolie".


La película fue escrita, producida, portagonizada y dirigida por un maestro del género llamado H.B. 'Toby' Halicki, más conocido como The Car Crash King. Con gran sentido del negocio asumió igualmente los derechos de autor de los términos "Gone in 60 Seconds" y 'Eleanor'. Dejó bien claro que nadie destruía coches en persecuciones imposibles como él, un legendario doble de riesgo trastocado en realizador por amor al espectáculo y la gasolina. Las producciones independientes de Halicki no tenían parangón en Hollywood, por la sencilla razón de que nadie arriesgaba la vida como él lo hacía. 

H.B. Halicki, alias 'Toby' era un tipo hecho a sí mismo. Nació en Dunkerque, Nueva York, en 1940, y fue uno de los trece hijos de una familia polaca-estadounidense dedicada al negocio de la construcción y la chatarra. A los 16 años, trabajando como dependiente de una gasolinera comenzó a comprar viejos coches de ocasión. Para los 17 ya era gerente de un concesionario y ejercía además como mecánico para una empresa de seguros A los 18 tomó las riendas de un negocio de venta de neumáticos, y con 21 años administraba su propio concesionario de automóviles. Mientras tanto había acumulado una importante colección de coches, un hobby que lo fascinaría durante toda su vida. Con el tiempo la colección de Halicki sería una de las más importantes de toda Norteamérica.

A Halicki le encantaban los coches y le apasionaba conducir así que, aún viniendo desde fuera del cerrado mundo de Hollywood, decidió rodar una película donde expresar su incotinente pulsión por las cuatro ruedas. En 1972 comenzó los preparativos del film comprando coches en desguaces y reparándolos en el patio trasero de su concesionario. Cuando decidió que estaba listo para filmar, dos años más tarde, había llegado a acumular cerca de 100 vehículos. El resultado fue "Gone in 60 Seconds".


La historia es bien sencilla: un super ladrón de coches acepta un gran contrato: debe robar 50 en menos de una semana. La lista es puntual -incluye coches de famosos como corredores de carreras y actores de cine- y no hay tiempo que perder. Si te gustan o sabes de carros, disfrutarás contemplando un inmenso catálogo de la industria automotriz de los 70, de sus garajes a las manos de los 'cacos'.  




La cinta terminaría por dejar su huella en la historia del cine en cuanto a persecuciones de coches y roads movies. Su preparación y rodaje nos ofrecen un buen puñado de interesantes curiosidades, como que para mantener los costos bajos, el director reclutase a amigos y familiares para los papeles principales de la película, que el guión fuese poco menos que improvisado mientras se rodaba, o que los diálogos se inventasen según el momento. Para disfrazar el evidente problema de tener un reparto lleno de gente actuando sin experiencia, la mayoría de las secuencias están rodadas con voces en off y sólo un puñado de escenas se dejaron para la interacción entre los protagonistas en el estudio. Otra particularidad de la película es que Halicki filmó algunas escenas en las calles sin permiso. Mucha de la gente que aparece son personas que andaban por ahí en ese momento y creyeron que la persecución era en serio.

Las claves de una transformación controvertida


Para cuando Elvis Presley se incorporó al ejército, ya se había convertido en todo un fenómeno de masas y todo lo que tocaba, música y cine, se convertía en oro. Entre los años 1958 y 1960 Elvis cumplió con el servicio militar, manteniéndose lejos de los escenarios. Su alistamiento, como su regreso y el apreciable cambio experimentado por El Rey, son el origen de las más aventuradas teorías y conjeturas.


EL ALISTAMIENTO
Elvis Presley fue reclutado para el Ejército de los Estados Unidos en diciembre de 1957. Su alistamiento se convirtió en “la” noticia de 1958. El 24 de Marzo, a las 6:35 de la mañana, el recluta Elvis Aron Presley se presentó al centro de reclutamiento en Memphis y juró como conscripto n° US 53310761.

Elvis se incorporó al US. Army en Fort Chaffee, Arkansas, donde realizó los primeros tests militares, físicos y de aptitudes. Una filmación le muestra prestando juramento, mientras se le cortaba el pelo al estilo militar y se probaba el uniforme. “Elvis Presley no tiene ya ese ritmo de rock and roll”, dice el narrador. El tiempo ahora es un, dos, tres, cuatro para el soldado Presley”. El 28 de Marzo, un bus le llevó a Fort Hood, Texas, donde fue asignado a la Compañía “A” 2nd Medium Tank Batallón de la división acorazada. Allí, el soldado Presley realizaría su instrucción básica como cualquier hijo de vecino.


El hecho en sí sirve de base para la primera de las polémicas. En 1958 Elvis sorprendió a todo el mundo al enrrolarse en el ejército. Verdaderamente no tenía ninguna necesidad de hacerlo, puesto que los famosos siempre encontraban formas para escaquearse. Hay quien achaca su paso por la milicia como una primera maniobra de su mánager, el denostado Coronel Parker. Sin embargo, esto no parece tener sentido. ¿Como se podía retirar de la vida pública al cantante más famoso del mundo cuando estaba en el punto álgido de su carrera?. Una razón de peso viene a justificar el asunto:

"La verdad es que, en el fondo, Parker no confiaba en el Rock & Roll; pensaba que antes o después pasaría de moda y no quería que su protegido pasara de moda con él. Estaba empeñado en que Elvis gustara a todo el mundo, no sólo a los jóvenes, sino también a los adultos, y enviarle a hacer el servicio militar podía convertir a Elvis de un peligroso rebelde en un buen ciudadano respetuoso".

Para entonces Elvis había tenido una vida artística muy completa. A la vez que maduraba y se desarrollaba, experimentaba con su voz y en 1958 parecía haber cubierto todos los espacios posibles dentro de las fronteras del Rock & Roll. A partir de ahí no podría hacer ya nada nuevo. Todo lo que hiciera serían malas copias o flacas imitaciones de sus obras anteriores. Antes de marcharse al servicio militar era un artista; cuando volvió era un profesional. La maniobra del Coronel Parker pareció funcionar. 

 


















MUSICA

CINE

TELEVISION

Cat-5

cat-6