Cat-1

Cat-1

Cat-2

Cat-2

Cat-3

Cat-4



Un mal día los destinos de Perdita Durango y Romeo Dolorosa se unieron sin que nada ni nadie pudiera remediarlo. Juntos, desquiciados y enamorados, emprenden una loca carrera de sexo y violencia por el Suroeste de los Estados Unidos, multiplicando delitos y enemigos.


"En las últimas 48 horas he tenido dos accidentes mortales, la mafia mexicana trató de dispararme, un pinche animal trató de arrancarme la cabeza y todavía no he desayunado"



EL ARGUMENTO
En la película, después de encontrarse en un cementerio, Perdita Durango acompaña a Romeo Dolorosa en su travesía hacía Las Vegas, donde debe llevar un cargamento de fetos humanos destinados a la industria cosmética. El encargo es realizado por el traficante Marcelo “Ojos de Loco” Santos (personaje que, sin lo de “ojos...”, aparece también en "Corazón Salvaje", la película de David Lynch basada en el mismo relato de Barry Gifford), un tipo amoral interpretado por Don Stroud, villano en “Bay Watch”, “McGyver” y la película “Blody Mama”, de Roger Corman, entre otras.


Ya en territorio americano, decididos a convertirse en los forajidos más temidos de la región, Perdita y Romeo secuestran a una pareja de tiernos adolescentes norteamericanos, Estelle y Duane. Su intención es asesinarles de forma brutal en una ceremonia secreta. Duane es Harley Cross (protagonista de "El niño que gritó puta", de Juan Campanella) y Estelle es Aimee Graham, que realizó un pequeño papel al comienzo de “Abierto Hasta el Amanecer”, la obra de Robert Rodríguez que produjo Quentin Tarantino.

A partir de este momento, los cuatro inician un frenético viaje a través del lado salvaje del sueño americano; un viaje que sirve para que unos y otros resuelvan sus diferencias mezclando sexo, alcohol y confidencias en dosis peligrosas. En este encuentro entre semejantes opuestos en donde radica el tema central de la película que, según su director, Alex de la Iglesia, “cuenta el choque entre dos parejas de culturas opuestas que se alimentan mutuamente, dos formas de entender la vida: de un lado la posición del norteamericano que vive una vida plastificada, viendo la tele y rodeado de moqueta, sin problemas o eludiéndolos, y del otro la gente que se juega el pellejo a diario, que decide arriesgarse y vivir al límite”.




Nuevos personajes se van incorporando a la trama, buscando ajustar viejas cuentas con la explosiva pareja. El film se convierte así en una road movie vertiginosa, en donde la velocidad está dada fundamentalmente por la locura de los personajes, que incluye líneas de trama romántica, con amor y celos entre los protagonistas y los adolescentes raptados. También es una película de acción y violencia, y a su vez, un western fronterizo, filmado en parte en los encantadores escenarios del desierto de Tucson, Arizona, con duelo final incluido.
                             
"Si de verdad quieres hacer algo, no lo pienses" 


EL PROYECTO
La producción costó 8 millones de dólares, una cifra bastante alta para el cine español. Está basada en la novela homónima de Barry Gifford, un especialista en la cultura tex-mex que se hizo conocido gracias a su obra “Sailor & Lula”, llevada a la pantalla grande por David Lynch como “Corazón Savaje” (Palma de Oro en Cannes en 1990).

Los derechos de la novela fueron adquiridos por el productor español Andrés Vicente Gómez, quien planeaba realizar el film bajo la dirección de Bigas Luna. Luna había llegado a hacer un montón de locaciones y ya tenía algunos de los actores. Pero por diferencias sobre el desarrollo del guión, el productor encomendó la dirección a De la Iglesia. Este, junto a coguionista habitual, Jorge Guerricaechevarría, trabajaron sobre un texto que había realizado David Trueba, agregando bastante humor negro y modificando otras cosas para realzar algunos elementos violentos y llevar el tema del film hasta el de la traición clásica.


Aprovechando muchos de los lugares que ya había visto Bigas Luna, viajaron a México a buscar el resto de las locaciones y elegir a los actores. Alex no se convencía con los actores que tenía, y particularmente con la actriz, ya que veía a Perdita con la imagen de la Perdita de “Corazón Salvaje”, interpretada por una Isabella Rosellini teñida de rubio. Hasta que dieron con la actriz norteamericana, de origen portorriqueño Rosie Pérez, quien se dio a conocer con "Do The Right Thing", de Spike Lee. Posteriormente De la Iglesia se topó con Javier Bardem, que ya conocía a Romeo por el proyecto de Bigas Luna, y se mostró interesado por el personaje.



Al estreno de la película en 1997 recibió críticas como: "Impactante, violenta, extrema, pasional, rompedora y valiente", en algunos de los medios más favorables. O támbién,"trepidante mezcla de acción y comedia"; pero la película resultó un completo fracaso en la taquilla. En Estados Unidos se comercializó con el título: "Dance with the Devil". En el cartel además de Bardem y Pérez, figuraba James Gandolfini, aprovechando la popularidad del actor gracias a la serie "Los Soprano"El filme fue prohibido en Irlanda y se encuentra censurado en Australia, Corea del Sur (antes estuvo prohibido), Inglaterra y USA (según Fotogramas).

" La gente más rara es la que tiene las ideas más interesantes "


LA CRITICA
La película resulta una excéntrica guía para adentrarnos en una visión de la Frontera americana, la más salvaje, violenta y oscura; allí donde rivalizan el sexo, la velocidad, la violencia, la lucha por la supervivencia y hasta la magia negra. Un guión sólido, ayudado por el buen ritmo de Alex De la Iglesia, tiene como resultado una gran película, con una trama que funciona bien, una cuidada fotografía en tonos rojizos y sepias, y un puñado de personajes grotescos que, sobre todo en el caso de Bardem, enganchan al espectador durante todo el visionado.

Sin pretensiones intelectuales, más allá de mostrar las salvajes evoluciones de la sexy Perdita y su amante Romeo por la Frontera, cumple con nota su objetivo de entretener, aunque adolezca de algunas lagunas y ciertos excesos que le restan fuerza y veracidad. Aun con un ritmo narrativo trepidante y algunas escenas verdaderamente sugerentes, acaba haciéndose algo larga (130 minutos).

La Frontera está fotografiada de manera excelente, captando a la perfección el ambiente fronterizo que tantas veces nos ha enseñado el cine norteamericano: el desierto, las cuidades remotas, los moteles baratos, las carreteras sin fin, y sobre todo violencia y más violencia: violaciones, asesinatos, secuestro, síndrome de Estocolmo, tráfico de elementos prohibidos (¡nada menos que fetos humanos!), traumas, muerte..., de forma ágil y desproporcionada.

Vista hoy se le fue la mano con la exposición de la violencia y sexo, resultando demasiado exagerada y sobreactuada. Algo que ya no rinde su efecto de tanto usarlo y resulta contraproducente para la historia. Por contra, resulta fantástico el recurso al humor negro, marca de la casa de De la Iglesia, consiguiendo imprimir un toque surrealista e irónico a la película. Interesantes de igual modo los diálogos: son justos y nunca se dice nada estúpido. Con frecuencia se suele tirar de la imagen para decir lo que en otra película se recurriría al diálogo, monólogo o, peor aún, voz en off. En "Perdita Durango" no, y eso es un punto más a favor de su director, que con todos los ingredientes citados crea una película con ritmo, con muy buena estética y bastante entretenida. Y es que "Perdita Durango" parece más cerca del lado del cine comercial americano que de las comunmente aburridas producciones españolas.


Javier Bardem y Rosie Pérez, por este orden, son el alma del film. También hay que destacar la buena labor del secundario James Gandolfini, como policía perseguidor de los desmanes de la pareja. Bardem domina su histriónico personaje quedándose con la película y desplazando a la contenida Rosie. Su personaje sufre una evolución moral casi imperceptible pero determinante, y aporta ciertos elementos polémicos de la trama central para todo espectador que sepa seguirla y olvidarse de los abusos del malavida Dolorosa.

"Perdita Durango" es una historia de amor y desarrollo personal, aunque aquellos a quienes desagraden los excesos pasionales pueden descartarla por su sola apariencia. De La Iglesia acierta al evitar reproducir el extraño mundo de Lynch en "Corazón Salvaje" y a la hora de adaptar la novela de Gifford, pero falla al buscar un espacio propio con el sexo, la violencia y el amor extremo como protagonistas. Del otro lado, la excesiva interpretación de Bardem (aunque logra hacer  creible el extraño personaje), los secundarios, el humor negro, los diálogos, la fotografía y ambientación... todos ellos hacen recomendable echar dos horillas recorriendo la Frontera, junto al estrafalario santero Romeo Dolorosa y la inexpresiva pérfida de Perdita Durango.


«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

Publicado por Manuel Piñero *

Algunas lecturas, muchas músicas y los mejores westerns han cimentado este blog. Un devocionario particular con mi fascinación por la cultura y la historia de Norteamérica.

Canciones

Vídeos

Filmoteca

Cat-5

Cat-5

Cat-6

Cat-6